Año nuevo, metas nuevas. ¿Cómo lograr mis propósitos sin morir en el intento?

Bienvenidos al primero de una serie de artículos dirigidos a padres de familia y alumnos, en los cuales se abordarán temas de interés, los invitamos a leer con atención y a proponer artículos nuevos y comentar debajo de cada uno de ellos su punto de vista.

El primer mes del año se caracteriza por ser un mes en el que los gimnasios se llenan, así como los consultorios de nutriólogos, esto es porque a final del año acostumbramos hacer una lista de propósitos y metas que queremos para el año nuevo que se acerca.

En éste artículo hablaremos de cuáles son los propósitos más populares y te ayudaremos a descubrir cómo realizarlos y no morir en el intento.

Algunos de los propósitos y metas más comunes son:

  • Bajar de peso.
  • Hacer ejercicio.
  • Dejar de fumar / beber.
  • Conseguir un nuevo empleo.
  • Comer más sano.
  • Pasar más tiempo con la familia.
  • Viajar.
  • Mudarse / mejorar la casa
  • Terminar los estudios.
  • Encontrar pareja.
  • Comprar un auto nuevo.
  • Mejorar las calificaciones.

Para lograr nuestras metas y propósitos es importante definir cuáles dependen de nosotros y cómo puedo lograrlo, por ejemplo si lo que quiero es bajar de peso deberíamos comenzar pensando que hay que cambiar nuestros hábitos alimenticios y de vida. La anterior es una palabra realmente importante para entender cómo lograr nuestros objetivos: HÁBITOS, son aquellas pequeñas acciones que hacemos a diario que unidas logran un resultado, ya sea bueno o malo. Por ejemplo: puedo tener el hábito de nunca tender mi cama, el resultado de esas acciones diarias será que mi habitación nunca podrá permanecer arreglada y en orden. O el ejemplo de un buen hábito podría ser que todos los días en la noche me salga a correr, cómo resultado de esa acción diaria al pasar cierto tiempo tendré mejor condición física, un cuerpo más delgado y músculos más fuertes.

Para lograr adquirir un hábito se dice que tenemos que hacer ésta acción por 21 días y pasados estos días se habrá convertido en hábito y naturalmente lo haremos sin pensarlo. Al principio puede ser difícil y requerir de mucho de nuestro esfuerzo y compromiso pero es posible sobre todo si nos auxiliamos del trabajo colaborativo; recuerda que a tu alrededor hay gente que por el afecto que te tiene estarán dispuestos a colaborar contigo para ayudarte a lograr tus metas y objetivos, incluso puede ser que éstas personas tengan propósitos iguales a los tuyos y podrían ayudarse mutuamente. Te podrás preguntar ¿cómo puedo trabajar colaborativamente para lograr el propósito de bajar de peso?, podrías hablar con tu familia y pedir que se modifiquen algunos hábitos alimenticios, pedirles que cuando vayan a la tienda a comprar postres no te ofrezcan a ti, que en familia puedan hacer una actividad física, ir al nutriólogo etc…

Otro ejemplo podría ser trabajar colaborativamente con tus amigos para mejorar sus calificaciones, unirse para estudiar, ayudarse a no distraerse en clases y compartir apuntes.

Recuerda siempre que para que una acción se haga un hábito deberás repetirla por 21 días, después de eso ya todo será más fácil; si la llegas a interrumpir antes de éste periodo deberás volver a empezar. Te invitamos a cumplir tus metas y propósitos porque son una excelente manera de mejorar y forjar nuestro carácter. No te desanimes y sólo sigue adelante.

Nos gustaría que nos compartieras cuáles son tus propósitos y metas, escríbenos aquí debajo en la sección de comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s